SERENDIPIA - CLUB DEPORTIVO AIKIDO COLMENAR VIEJO - UNREGISTERED VERSION

Vaya al Contenido

Menu Principal

SERENDIPIA

Esta semana quiero compartir un extracto de una de mis novelas inspiracionales, co-escrita con mi buen amigo Francesc Miralles: “La Luz de Alejandría”.

En una historia llena de acción, los protagonistas nos ayudan también a recuperar y a reflexionar sobre las enseñanzas de siete sabios muy influyentes en la Historia de la Humanidad, esto es, de siete faros de sabiduría cuyas palabras y ejemplo han guiado en la transformación hacia la luz de muchas personas.

Entre estos faros encontramos a Hermes Trimegisto, al I Ching o Libro de las Mutaciones, a Buda, a Confucio, a Lao Tsé, a Sócrates y a Jesús.

Hoy deseo retomar las Diez inspiraciones del I Ching, el Libro de las Mutaciones, cuyo autor  fue un emperador chino que vivió unos tres mil años antes de Cristo, donde recopila una técnica de adivinación según oráculos que, incluso, se remonta a dos mil años antes de su propio nacimiento. Es decir, que el I Ching se remonta hasta los 5.000 a.C.

Aun así, en la actualidad sigue ejerciendo de faro espiritual, fuente de aprendizaje que se desprende de nociones como éstas:

I. El arte de vivir consiste, únicamente, en proceder con sencillez.

II. El hombre superior persevera siempre en el camino, se adapta a los tiempos, pero permanece firme en su dirección y corrige sus objetivos.

III. Hay que evitar los extremos, ya que son causa de todas las desventuras.

IV. Nunca hay que provocar una acción si no estamos seguros de dominar sus consecuencias.

V. La perseverancia por sí sola no asegura el éxito. Por mucho que estés al acecho, no cazarás nada en el campo donde no hay presa.

VI. El cambio es seguro. A la calma siguen las dificultades; a la partida de los hombres malvados sigue su retorno. Aprende a ser feliz en el intervalo.

VII. El que posee la fuente de entusiasmo logra grandes cosas. El que duda no. Y el entusiasta reunirá amigos a su alrededor como un broche recoge el pelo.

VIII. Antes de que empiece el gran esplendor, debe haber el caos. Antes de que la persona brillante empiece algo grande, parecerá estúpida ante las masas.

IX. El hombre tranquilo y solitario tiene acceso a lo inescrutable.

X. Cuando el camino llega a su final, entonces cambia. Cuando cambia, puedes atravesarlo.



Abracemos el cambio,

Álex







z
Ecos z









z
Ecos z




ecos

Si cierras los ojos en un lugar tranquilo comenzarás a sentir la cadencia de tu respiración, los latidos de tu corazón, el pulso en tus muñecas. Todos esos fenómenos vienen a decir que estás vivo, pero son también un ejemplo de energía desaprovechada. En un mundo perfecto, el cuerpo humano podría convertirse en una fuente de energía renovable en la que la respiración, el latido del corazón y hasta el flujo de la sangre por las arterias podría ser aprovechada por diminutas centrales eléctricas. Hoy, en nuestra Ventana al Conocimiento, te contamos cómo esta idea está comenzando, poco a poco, a hacerse realidad http://esmateria.com/atomos/tu-cuerpo-es-una-central-electrica/

El pescador y el deseo
por Alex Rovira


Queridos amigos,

Esta semana, la reflexión es breve. Se trata de un viejo cuento sufí, que dice así:

“El genio liberado de su lámpara le dice al pescador:

-Pide tres deseos y yo te los daré. ¿Cuál es tu primer deseo?

Tras meditarlo un rato, dice el pescador: ‘Me gustaría que me hicieses lo bastante inteligente como para hacer una elección perfecta de los otros dos deseos’.

-Hecho –dice el genio–. Y, ahora, ¿cuáles son tus otros deseos?

El pescador medita de nuevo durante un momento, y contesta:

-Gracias. No tengo más deseos.”




CURSO SERENDIPIA 2013 14

Regreso al contenido | Regreso al menu principal